La demanda de conflicto colectivo por cesión ilegal de las personas de Santander Operaciones España que prestan sus servicios en Santander Personal, presentada en solitario por la CGT, y cuyo juicio se celebrará en octubre por suspensiones motivadas por la pandemia, da sus frutos y obliga a la Empresa a tener que hacerles plantilla del Banco.

Un conflicto laboral es aquel que sucede dentro de una empresa o un sector generalmente cuando los empleados y empleadores persiguen diferentes objetivos y no logran llegar a un acuerdo entre sí.

Todas las conquistas sociales y por ende laborales han tenido como origen el conflicto. Nada es fruto, ni de la benevolencia patronal, ni mucho menos de la coincidencia. Una de las últimas grandes conquistas del siglo XX fue la consecución por parte de la clase trabajadora, entre otras, de la jornada laboral de 8 horas. Conquista fruto de la huelga de “La Canadiense, en donde durante 44 días la CNT, de la que surge en 1989 la actual CGT, dirigió el movimiento de reivindicación.

Lamentablemente en este País, aquellos sindicatos, a los que interesadamente desde el poder político y económico se les ha asignado el papel de agentes sociales, han renunciado al conflicto como herramienta de acción sindical, apostándolo todo a lo que más beneficio a ellos, y solo a ellos, les reporta: al pacto y a la transacción. Ni que decir tiene, a lo que nos ha llevado esta política errática y dócil con los poderosos. A una pérdida paulatina y sistemática de derechos y condiciones laborales en beneficio de las patronales.

Desde luego la CGT, continuando con la tradición y con los métodos que se han demostrado útiles y beneficiosos a los intereses de la clase trabajadora, lejos del mercadeo, mantiene el conflicto como herramienta única, efectiva y fundamental de acción sindical.

Es por ello por lo que, entendiendo la existencia de una manifiesta cesión ilegal de trabajadores y trabajadoras de Santander Operaciones España, concretamente quienes prestan sus servicios en la unidad de Santander Personal, bien en Particulares o en Digital Sales, hacia Banco Santander, y tras intentar una resolución pacífica del asunto, lejos de mirar a otra parte como hace el sindicalismo amiguete, desde CGT presentamos una demanda ante los tribunales de justicia para que estos, obligasen al Banco a tener que hacerles plantilla de este. Un pase que evidentemente, además de hacer justicia, supondría una importante mejora de las condiciones laborales y económicas del personal afectado.

Ahora, el Banco sabedor de que la sentencia va a estimar, por lo abrumador de las pruebas, las pretensiones de la CGT, lo que además de obligarle, como antes se ha citado, al pase al Banco, supondría el pago de atrasos salariales de un año, se ha desmarcado unilateralmente, asumiendo nuestra pretensión sindical, comunicando a la representación legal de los trabajadores que, a partir del próximo 1 de agosto, las personas que trabajan tanto en Particulares, como el Digital Sales, serán plantilla a todos los efectos del Banco. Los primeros como técnicos nivel 10 y los segundos como técnicos nivel 11.

Lamentablemente no todas las personas van a pasar al Banco, justamente quien ha sido la promotora fundamental de la demanda y, por tanto, quien finalmente con su perseverancia, dedicación y trabajo ha conseguido el objetivo, no podrá, en primera instancia, pasar con el resto de sus compañeros y compañeras gracias al pistolerismo patronal. Pistolerismo tradicional e históricamente usado por las patronales para liquidar a aquellos elementos que le son molestos.

La CGT, a pesar de haber conseguido ya su principal objetivo, va a continuar con la demanda adelante, para que sean los tribunales quienes certifiquen la cesión ilegal con todas sus consecuencias, a la par que defenderá con todos sus medios a la persona que, despedida por el Banco vulnerando sus derechos fundamentales, ha hecho posible este logro. Afortunadamente, a pesar de la campaña de intoxicación que contra ella se ha lanzado, sus compañeros y compañeras son perfectamente conocedores de su implicación y valía en la defensa de sus derechos, al igual que son conocedores de que gracias a ella, ahora son plantilla del Banco. Plantilla a la que no tenemos dudas se unirá, tan pronto la justicia anule su despido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 aniversario del congreso de unificación 1984-2009
Juega y colabora
Afíliate


Mándanos un WhatsApp


Síguenos en las RRSS
8M 2021. El miedo paraliza, el anarcofeminismo moviliza


Breaking Bank
No más violencia contra la mujer
Elecciones Sindicales
Enlaces

CGT

Fesibac

Rojo y Negro

Memoria Libertaria

Rojo y Negro TV

In-formación

Libre Pensamiento

Ruesta

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Facebook Pagelike Widget
Categorias
Entradas