El pasado 22 de enero tuvo lugar una nueva reunión de la mesa de negociación del XXIV Convenio Colectivo de Banca. Una reunión en la que, una vez dejado atrás el tema del registro de jornada, desde CGT presentamos nuestras propuestas para los capítulos 1º, 2º, 3º y 4º (Disposiciones generales, deontología y responsabilidad social, empleo y clasificación profesional.

Capítulo Primero. Disposiciones Generales

Desde CGT propusimos que el convenio que se firme tenga una vigencia de cuatro años (2019-2023); que se clarifique que se entiende por alta dirección, alto gobierno o alto consejo, por cuanto estos perfiles estarán exentos de registrar su jornada laboral.

Igualmente demandamos la supresión de la cláusula general de compensación y absorciones, justo aquella que hace que cualquier subida salarial proveniente del convenio sea minorada de otras percepciones extraconvenio, lo que de facto está suponiendo que miles de trabajadores y trabajadoras tengan el sueldo congelado desde hace años.

Capítulo Segundo. Responsabilidad Social e Inversión Socialmente Responsable

Este capítulo tiene en la actualidad más de buenas intenciones que de compromiso real, pues no lleva ninguno explicitado. Por ello, desde CGT apostamos por que la Banca se comprometa firmemente con la sociedad y con el medioambiente, comprometiéndose a cero desahucios de personas en riesgo de exclusión sin solución habitacional alternativa, puesta a disposición de al menos un 10% de su parque de viviendas para alquiler social, instauración de la dación en pago, así como a la no financiación de industrias armamentísticas y contaminantes. Creemos que son compromisos perfectamente asumibles que ayudarían a devolver parte de la confianza perdida por el sector financiero en los últimos años.

Capitulo tercero. Empleo

La CGT estamos en contra del trabajo precario, por ello propusimos delimitar el uso de los contratos de puesta a disposición exclusivamente al periodo de verano, donde se concentra el disfrute de vacaciones. El uso de ETT’s no puede ser una herramienta para cubrir puestos de trabajo estructurales y menos aún cuando se está destruyendo empleo de calidad por miles.

Igualmente demandamos la eliminación del nivel de acceso a la profesión, creado en el XXIII Convenio Colectivo con la única finalidad de abaratar los costes laborales. Un nivel que, por su escaso salario, ni dignifica la profesión, ni lo hace interesante para personas cualificadas, a la par de que ni siquiera ha servido para crear empleo.

Las plantillas bancarias llevamos años sumidas en un proceso salvaje de destrucción de empleo, que se ha llevado por delante a miles de compañeros y compañeras. Desde CGT creemos que la forma de gestionar las salidas no puede ser traumática, por ello propusimos arbitrar un plan de salidas ordenadas mediante prejubilaciones clásicas, sin cargo a las arcas públicas, a partir de determinada edad. Ahora más que nunca es necesario generar certidumbres a las plantillas.

Capítulo cuarto. Clasificación profesional

Desde CGT entendemos que el trabajo, el esfuerzo y la dedicación deben estar debidamente reconocidos y correctamente compensados. Por ello llevamos a la mesa la propuesta de que las personas que acrediten certificaciones del tipo MIFID II, LCI y/o cualquier otra formación necesaria para el desarrollo de la actividad, así como que quienes desempeñen funciones comerciales especializadas tengan, sin cumplir ningún requisito temporal, como mínimo el nivel técnico 8, cosa que en la actualidad no ocurre, así como que las figuras de subdirector y/o director adjunto, que las empresas están orientando hacia lo comercial, se equiparen en categoría con el director. Es decir, como mínimo a nivel técnico 6.

Igualmente entendemos que la promoción del personal a nivel retributivo superior por desempeño continuado durante un periodo de tiempo en un mismo nivel, sobre todo en los más bajos, debe reducirse a la mitad de lo establecido actualmente, así como la asimilación salarial a nivel técnico 8 para los niveles inferiores con 20 años de antigüedad.

Por su parte, la patronal bancaria una vez escuchadas las propuestas sindicales puso de manifiesto su interés en ampliar a más figuras la condición de alta dirección, obviamente con la intención de eximirles de registrar su jornada laboral para evitar que se evidencien sus prolongaciones ilegales de jornada; manifestó su negativa a suprimir la cláusula general de compensación y absorciones o lo que es lo mismo seguir con la congelación salarial que ello conlleva; indicó su pretensión de eliminar todos los automatismos que suponen el ascenso de categoría por tiempo; así como fijar requisitos adicionales a las figuras comerciales especializadas para reconocerles el nivel técnico 8.

En resumen, hasta la fecha las posturas en todos los temas están tremendamente alejadas, solo coincidiendo en que la vigencia del convenio sea de cuatro años.

La próxima reunión se celebrará el 11 de febrero con el único punto del orden del día, propuestas para el capítulo quinto. Retribuciones. Un capítulo que la patronal quiso dejar para el último, a pesar de nuestra oposición a que ello fuera así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No más violencia contra la mujer
Últimas circulares
Últimos BiSCH@s
  • BiSCHA EESS 2019
    BiSCHa EESS 2019
Síguenos en las RRSS
No más violencia contra la mujer
Afíliate


Elecciones Sindicales
Enlaces

CGT

Fesibac

Rojo y Negro

Memoria Libertaria

Rojo y Negro TV

In-formación

Libre Pensamiento

Ruesta

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Facebook Pagelike Widget
Categorias
Entradas