El proceso de traslado del personal de Gran Vía de Hortaleza a las nuevas instalaciones de Luca de Tena y todo lo que rodea al mismo, ha sido acometido de manera unilateral y opaca por la Empresa, al margen de la representación legal de la plantilla afectada.

Desde que la alta dirección anunció públicamente sus planes de reubicar la sede de Santander España en el nuevo edificio de la calle Juan Ignacio Luca de Tena, esta sección sindical, a pesar de la demanda de información realizada, ha tenido que ir enterándose de los pormenores de tamaña empresa, bien a través de artículos de prensa, bien a través de informaciones colgadas de la Intranet. Es más, hasta esta fecha, la Empresa ni se ha dignado a enseñarnos las nuevas instalaciones, demostrando otra vez más el nulo respeto que tienen por las relaciones laborales.

No solo estamos hablando de un mero traslado de personal de un centro de trabajo a otro, que también, sino que, además, estamos hablando de toda la logística que este movimiento lleva implícita. Una logística que lejos de haberse comunicado al Comité de Empresa, único representante legal, por mucho que le pese a la Empresa, de los trabajadores y trabajadoras afectados, se ha diseñado con total opacidad, coartándole a este su derecho legal a emitir un informe preceptivo previo donde pudiera poner de manifiesto sus puntos de vista para acometer con total garantía para todos, el movimiento pretendido.

Temas tan importantes como son los criterios de asignación de las limitadas plazas de garaje existentes. Los criterios de admisión en la guardería que, por otro lado, se ha quedado pequeña lamentablemente antes de ser abierta, hecho este que demuestra la chapucera planificación y la falta de un estudio riguroso de las necesidades de la plantilla. La implantación unilateral de diversos itinerarios de lanzaderas de autobús, entre otros no menos trascendentes como comedores y prevención de riesgos laborales, han sido diseñados de manera opaca y al margen de la representación sindical.

Una falta de transparencia que está generando lógicas suspicacias entre la plantilla por la creencia, no sin falta de razón, de que está habiendo un reparto discrecional de esos limitados recursos por parte de la Empresa. Una creencia, por tanto, que hubiera sido disipada en origen, si la Empresa hubiera sido transparente y todo este proceso se hubiera consensuado con sus representantes legales.

Desde CGT creemos que las cosas no se pueden hacer peor. Pero ya no sólo porque el Banco no nos comunique lo que legalmente debiera, que también, sino por el desprecio con el que tratan a la plantilla, a la que, visto lo visto, parece que lejos de tratarla como personas, la tratan como ganado.

Ahora, coincidiendo con la encuesta de compromiso, nos pedirán “amablemente” que la cumplimentemos y que seamos benevolentes en nuestras respuestas. Será buen momento para ponerles en su sitio.

Total transparecencia

Total transparencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos comunicados
  • Nueva sede Santander España
    Nueva Sede Santander España
Últimos BiSCHos
  • BiSCHo digital 2
    BiSCHo digital 2
No al cambio de horario en oficinas SMART
Síguenos en las RRSS
Afíliate


Enlaces

CGT

Fesibac

Rojo y Negro

Memoria Libertaria

Rojo y Negro TV

In-formación

Libre Pensamiento

Ruesta

Timeline de Twitter
Timeline de Facebook
Categorias
Entradas